PONLEPRECIO Y DALE MOVIMIENTO A TU NEGOCIO




Las subastas buscan propiciar ofertas de compra de los interesados en los bienes, asignándolos a quien esté dispuesto a pagar el mayor importe. Existen varias modalidades de subastas que solo se diferencian por la forma en que se reciben las ofertas de compra.

A Martillo: procedimiento presencial (puede aceptar posturas en ausencia vía telefónica y/o vía web y/o vía sobres cerrados que se abren al iniciar la puja) que es conducido por un martillero que va subastando uno a uno cada lote:

  • - A partir del Precio de Salida de cada lote, el martillero va solicitando ofertas de compra de los postores reunidos;
  • - Los participantes aceptan la oferta propuesta por el martillero levantando la “paleta” que recibieron al inicio del evento;
  • - Cuando ya no existe algún postor dispuesto a mejorar la puja anterior, el lote se asigna a quien ofreció el mayor importe;
  • - Los lotes se declaran “desiertos” si nadie presenta oferta.

A Sobre Cerrado: procedimiento presencial en el que las ofertas se reciben de la forma siguiente:

  • - Dentro de un horario determinado los postores presentan sus ofertas de compra por los lotes de su interés, en un sobre cerrado cuyo contenido solo ellos conocen;
  • - Al término del horario de recepción, los sobres se abren uno a uno a la vista de todos haciendo público su contenido;
  • - Una vez abiertos los sobres, las ofertas de compra para cada lote se ordenan de mayor a menor y gana el postor que ofreció el importe mayor.

En Línea: procedimiento vía internet que opera de manera equivalente a la modalidad “A Martillo”, en donde se procesan todos los lotes en paralelo, recibiéndose ofertas por cada lote durante el plazo de tiempo establecido en el portal; la puja por cada lote termina una vez agotado el plazo de presentación de ofertas, siempre y cuando no existan postores dispuestos a mejorar la oferta anterior. Igual que en los procedimientos anteriores los lotes se adjudican al postor que ofrece el mayor importe.